Obispos de Nuevo México, Texas representarán USCCB durante viaje del papa a México

WASHINGTON — El obispo Daniel E. Flores de Brownsville, Texas, y el obispo Oscar Cantú de Las Cruces, Nuevo México, oficialmente representarán la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos (USCCB) durante la visita del papa Francisco a México del 12 al 17 de febrero.

El arzobispo Joseph E. Kurtz de Louisville, Kentucky, presidente de la USCCB, los nombró como representantes. Sus dos diócesis colindan con México.

El obispo Flores, de 54 años de edad, ha dirigido la Diócesis de Brownsville desde el 2009. Los católicos allí suman más de 1.2 millones, componiendo el 85 por ciento de la población total de la diócesis de 4,300 millas cuadradas.

El obispo Cantú, de 49 años de edad, ha sido obispo de Las Cruces desde el 2013. La diócesis cubre más de 44,500 millas cuadradas y tiene una población católica de casi 235,000, o el 42 por ciento de la población total.

Un comunicado de prensa del 2 de febrero de la USCCB dice que el cardenal José Francisco Robles Ortega de Guadalajara, presidente de la conferencia episcopal mexicana, y el obispo Eugenio Andrés Lira Rugarcía, secretario general de la conferencia, invitaron al arzobispo Kurtz a nombrar representantes.

Durante su viaje a México, el papa Francisco visitará algunas de las comunidades más marginadas en ese país y procurará llevarle esperanza a un país que sufre profundamente por el crimen, la corrupción y la desigualdad, según el Vaticano.

Él parará en seis ciudades, incluyendo dos en el estado de Chiapas y, frente a El Paso, Texas, en Ciudad Juárez, que hace solo cinco años era considerada la “capital del asesinato en el mundo” según carteles narcos se disputaban un corredor de contrabando.

El papa dijo en noviembre que quiere visitar ciudades a donde nunca fueron san Juan Pablo II ni el papa Benedicto XVI. Pero él dijo que parará en Ciudad de México para orar en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. “Pero si no fuese por Nuestra Señora no” iría allí, él le había dicho a reporteros.

Después de celebrar Misa en la basílica durante el segundo día de su viaje, el papa volará desde y regresará a Ciudad de México cada día.