Una corte determina que el gobierno de Malasia puede apelar la resolución sobre el uso de la palabra ‘Alá’

By Catholic News Service | August 28, 2013

KUALA LUMPUR, Malasia  — El gobierno de la Malasia ha ganado el derecho de continuar su apelación en contra de resolución anterior de la corte mediante la cual se les permitía a los que no eran musulmanes, incluyendo el periódico católico en lengua malaya, de usar la palabra Alá, nombre de Dios en árabe.

Unos manifestantes musulmanes despliegan un cartel en donde se dice: "Salvemos las palabra Alá" fuera del edificio de la corte de apelaciones de la Malasia en Putrajaya, el 22 de agosto. En un caso que causó debate nacional sobre qué grupo religioso tiene el derecho exclusivo de usar la palabra Alá, la corte determinó que se sostenía la prohibición del gobierno del uso de tal palabra en publicaciones cristianas. Alá es la palabra árabe que significa Dios. (Foto CNS/Bazuki Muhammad)
Unos manifestantes musulmanes despliegan un cartel en donde se dice: “Salvemos las palabra Alá” fuera del edificio de la corte de apelaciones de la Malasia en Putrajaya, el 22 de agosto. En un caso que causó debate nacional sobre qué grupo religioso tiene el derecho exclusivo de usar la palabra Alá, la corte determinó que se sostenía la prohibición del gobierno del uso de tal palabra en publicaciones cristianas. Alá es la palabra árabe que significa Dios. (Foto CNS/Bazuki Muhammad)

En un caso que ha despertado debate nacional sobre qué grupo religioso tiene el derecho exclusivo de utilizar la frase, convertida ahora en palabra de Alá, una corte de apelaciones presidida por un grupo de tres jueces determinó por unanimidad que los esfuerzos del gobierno para prohibir el uso de la palabra en publicaciones cristianas continuaría vigente. La siguiente audiencia está programada para el 10 de septiembre, informó una agencia asiática de noticias en su portal ucanews.com.

Los cristianos arguyen que la palabra “Alá” es el único término para referirse a Dios, en lengua malaya.

El caso se remonta a una disputa sobre la licencia de renovación de registro de publicación sostenida por The Herald, periódico nacional semanal, después de una crítica externada por un grupo llamado Ministerio Hogareño en relación a algunos artículos de corte político que aparecieron en sus páginas.

En 2009, la edición Malaya de The Herald recibió una orden para que se dejara de publicar. Tanto The Herald como la arquidiócesis de Kuala Lumpur presentaron una demanda para tener el derecho de continuar, que fue exitosa; pero el gobierno contrademandó en la corte de apelaciones en contra de la decisión de la Corte Superior, que había determinado que los musulmanes no tenían la posesión exclusiva del uso de la palabra Alá.

La resolución del 2009 provocó brotes de actos de vandalismo en contra de Iglesias católicas y se publicaron amenazas de muerte en contra del juez que había presidido el caso. El mismo año, el gobierno decomisó embarques de Biblias cristianas escritas en lengua malaya que contenían la palabra Alá.

Mediante un acuerdo firmado en 2011 se determinó la liberación de las Biblias, pero los fiscales dijeron que eso no tenía relevancia en el caso de The Herald pues no se especificaba el otorgamiento del derecho de utilizar la palabra Alá.

En una declaración para los medios de difusión, el padre Jestus Pereira, canciller de la arquidiócesis de Kuala Lumpur, dijo: “La Iglesia Católica está seriamente preocupada por recientes declaraciones hechas por individuos y organizaciones con respecto al uso de la palabra ‘Alá’, caso que está pendiente en la corte de apelaciones”, se decía en la declaración.

“Muchas de estas declaraciones avivan sentimientos antirraciales y crean tensiones religiosas en el país”, dijo, alertando a la ciudadanía a que “se dejara que el proceso judicial siguiera su curso”.

Related Posts

Scroll to Top