El camino a la perfección yace en amar a los enemigos, dice el papa

CIUDAD DEL VATICANO — Orar por los enemigos de uno puede sanar los corazones y llevar a los cristianos al camino de la perfección, dijo el papa Francisco.

“Puedo asegurarles que esta oración hará dos cosas: hará a esa persona mejor porque la oración es poderosa y nos hará más como niños del Padre”, él dijo el 14 de junio durante una Misa en la capilla de la Casa Santa Marta.

El Evangelio del día, Mateo 5, recordó a Jesús diciéndole a sus discípulos “sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo”.

“Ustedes han oído que se dijo: ‘Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo’. Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores”, dice Jesús.

Aunque los escribas se preocupaban con interpretaciones “teóricas y cáusticas”, dijo el papa, Jesús “recupera el verdadero significado de la ley” colocando al centro el amor a Dios y al prójimo.

“El propio núcleo de la ley, que es el amor de Dios dado a nosotros”, faltaba en la discusión de los escribas, dijo el papa. “Por esta razón el Señor repite lo que está en el Antiguo Testamento: ¿Cuál es el mayor mandamiento? Amar a Dios con todo tu corazón, con toda tu fuerza, con toda tu alma y a tu prójimo como a ti mismo”, dijo el papa.

La enseñanza de Jesús, él añadió, enfatiza un camino de sanación que permite que los cristianos se parezcan al Padre que es perfecto”.

Recordando su infancia, el papa Francisco dijo que era acostumbrado que la gente orara para que Dios “reservara un lugar en el infierno” para “uno de los grandes dictadores de esa época”.

Sin embargo, el llamado de Dios a “amar a tus enemigos y orar aquellos que te persiguen” es el paso final y más difícil hacia la verdadera perfección para los cristianos”.

“Que el Señor nos dé la gracia; solamente esto: orar por nuestros enemigos, orar por aquellos que nos desean el mal, por aquellos que no nos desean el bien. Orar por aquellos que nos hieren, que nos persiguen. Y cada uno de nosotros sabemos sus nombres y apellidos”.