El papa dicta normas que ayudarán a las mujeres dedicadas a la vida contemplativa a que sean faros de luz para el mundo

By Carol Glatz | Catholic News Service | July 27, 2016

CIUDAD DEL VATICANO — El papa Francisco ha dictado una serie de normas nuevas dirigidas a las mujeres dedicadas a la vida contemplativa, que se refieren a la formación religiosa, recursos, vida de oración, autoridad y autonomía, a fin de que puedan renovar su vida y su misión en la iglesia y en el mundo.

En las nuevas normas se incluye el mandato de que “inicialmente, todos los monasterios formen parte de una federación ” fincada “en una afinidad de espíritu y tradiciones” que lleva como propósito el facilitar la formación y la satisfacción de las necesidades por medio de la distribución de recursos e intercambio de miembros. En los monasterios que se vote por excepción de unirse a la federación, se necesitará la aprobación del Vaticano.

Todas las instituciones de mujeres religiosas de vida contemplativa necesitarán revisar o poner al día su respectiva constitución o reglamento en los que se aplicarán las nuevas normas y esos cambios tendrán que ser aprobados por la Santa Sede.

El documento lleva el título en latín de “Vultum Dei Quaerere” (“La búsqueda del rostro de Dios”) y se enfoca en la vida de mujeres religiosas que se han dedicado a la vida contemplativa. La fecha del documento es del 29 de junio, festividad de San Pedro y San Pablo, pero se dio a conocer por el Vaticano el 22 de julio, fiesta de Santa María Magdalena.

El documento cuenta con 38 páginas y contiene 14 artículos sobre diversos aspectos de la vida en los monasterios y su respectiva jurisdicción, incluyendo reglamentación en la que se puntualiza el criterio necesario para que un monasterio retenga su autonomía jurídica, pues de lo contrario sería asimilado por otra entidad o se puede ver obligado a cerrar.

Quien está a cargo de este asunto es la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y a tal propósito se redactará un nuevo instructivo que vendría a reemplazar al que se ha usado hasta ahora y que no estará ya más en efecto, conocido en latín como “Verbi Sponsa” (“Esposa del Verbo”), del año 1999, en referencia a la vida contemplativa y a religiosas que viven enclaustradas.

El arzobispo José Rodríguez Carballo, secretario de la congregación, les dijo a los periodistas el 22 de julio, que la nueva constitución apostólica lleva como propósito llenar los huecos legislativos que se han venido haciendo visibles desde que el papa Pío XII aprobó la constitución apostólica “Sponsa Christi”, hace 66 años.

En la mayor parte del nuevo documento se delinean 12 aspectos de la vida consagrada que se dirigen a “un discernimiento y normas renovadas” como esfuerzo para ayudar a las mujeres de vida contemplativa a que cumplan con su vocación específica y “con los elementos esenciales de la vida contemplativa”, escribió el papa.

En el documento también se menciona la penetrante “cultura digital” de hoy y se expresa favorablemente el potencial de la internet para la formación y la comunicación; sin embargo, el papa hace un llamado para que se ejerza “con prudente discernimiento” el uso del nuevo medio, a fin de que esto no conduzca a las mujeres a que “mal gasten tiempo o se escapen de las demandas de la vida de comunidad” ni que esto se convierta en algo dañoso para la vocación o que sea obstáculo para ejercer la vida contemplativa.

Related Posts

Scroll to Top