Sacerdote católico coordinará centro interreligioso en Villa Olímpica

By Lise Alves | Catholic News Service | July 25, 2016

SAO PAULO — Unas dos semanas antes de la ceremonia de apertura de las Olimpiadas 2016 en Río de Janeiro, padre Leandro Lenin Tavares estaba poniendo los toques finales en lo que él tiene la esperanza que sea una misión espiritual muy exitosa: coordinar el centro interreligioso para los atletas en la villa olímpica.

“Tenemos la esperanza de que el centro fomente la armonía y la unidad entre los distintos países y entre las distintas religiones”, dijo padre Tavares a Catholic News Service.

Él dijo que el centro estaría abierto de 7 a.m. a 10 p.m. los siete días de la semana del 24 de julio al 24 de agosto para los atletas olímpicos y sus delegaciones y para los atletas paralímpicos y sus delegaciones del 1 al 21 de septiembre.

El centro tendrá cinco salas de reuniones, cada una ocupada por uno de los credos escogidos por el Comité Olímpico Internacional: cristianismo, judaísmo, hinduismo, budismo e islamismo. La Iglesia Católica representará el credo cristiano.

El centro será anfitrión no solamente de reuniones de grupos y Misas, sino que también ofrecerá guía individual para aquellos que buscan apoyo religioso.

En el espacio católico las Misas se celebrarán diariamente en español, portugués e inglés, pero padre Tavares dijo que habrá sacerdotes que hablan también francés e italiano para apoyo a individuos o grupos. Él dijo que algunas delegaciones han escogido traer su propio líder religioso y que ellos también podrán usar el centro interreligioso para sus necesidades espirituales.

“Se espera que la delegación alemana, por ejemplo, traiga su propio capellán”, dijo el sacerdote, quien participó en un centro similar en los Juegos Panamericanos de Toronto del 2015.

Padre Leandro dijo que aunque él entiende la crítica que recientemente recibieron los organizadores del centro de parte de líderes de otras religiones que no fueron incluidas en el centro, el Comité Olímpico hizo sus selecciones basadas en la representación general religiosa de los atletas que compiten.

“Los atletas que buscan este tipo de servicio vienen no solamente para guía espiritual, sino también para encontrar el equilibrio emocional antes de competir. Tengo la esperanza de que ellos encuentren el apoyo que buscan” y, durante la competencia, reflexionen sobre “la armonía y la unidad que ellos verán aquí dentro”.

Related Posts

Scroll to Top