Caridades católicas quieren que se escuchen historias de migrantes

CIUDAD DEL VATICANO — El papa Francisco con Caritas Internacional, y otras organizaciones benéficas católicas, quieren que los católicos con diferentes convicciones políticas sobre la inmigración conozcan a un migrante o refugiado y escuchen su historia.

A fines de septiembre, el papa Francisco lanzará la campaña “Compartir el Viaje”, un programa de dos años de Caritas Internacional para promover encuentros entre la gente itinerante o migrante, y la gente que vive en los países de donde ellos salen, llegan, pasan, o se quedan.

Conocer a migrantes y refugiados y escuchar sus historias, y que ellos escuchen las historias de personas en sus comunidades anfitrionas, significa que los muros que la gente ha levantado en sus mentes y corazones deben comenzar a derrumbarse, dijo Michel Roy, secretario general de Caritas Internacional.

Algunos pueden decir que tienen miedo a los inmigrantes, imaginándose un grupo grande de personas entrando al país, pero cuando uno conoce a un migrante, uno puede cambiar la manera de pensar, dijo Roy el 27 de julio. Al escuchar sus historias, otros pueden ver que “ellos son seres humanos, son seres humanos que han sufrido mucho; han dejado una situación donde ya no podían vivir debido a la violencia, conflicto o simplemente por la miseria”.

“Una vez que uno entiende la historia de la persona, entonces uno tendrá una actitud distinta”, Roy dijo.

La mayoría de las personas que votan por ciertos partidos políticos, que apoyan sentimientos contra los inmigrantes, según cree Roy, “nunca han conocido a un migrante”, lo cual se les hace fácil a los políticos convencer a las personas de que tienen algo que temer.

Aunque la persona no cambie de mente sobre la manera de regular la migración, él dijo, es necesario hacer que su temor se reduzca y ayudar a que conozcan a las personas que han dejado todo atrás por persecución, violencia o pobreza extrema.

El cardenal Luis Antonio Tagle de Manila, Filipinas, presidente de Caritas Internacional, escribió una carta a fines de junio pidiéndole a los miembros de la federación Caritas que participen en la campaña. El dijo: “Una de las preguntas más importantes que podemos hacernos como individuos, comunidades y países en estos tiempos de movimientos masivos de gente y duda mundial es ‘¿permito que el miedo prevalezca en mi corazón o permito que la esperanza reine?'”.

“A través de ‘Compartir el Viaje’ tenemos la esperanza de disipar el miedo y entender porqué tanta gente está abandonando sus casas en este momento en la historia”, escribió el cardenal. “También queremos inspirar las comunidades a edificar relaciones con los refugiados y los migrantes. Queremos alumbrar y liderar en el camino. La migración es una historia muy vieja pero nuestra campaña se orienta a ayudar a las comunidades a verla con ojos nuevos y corazón abierto”.

La campaña “Compartir el Viaje” durará por lo menos hasta el 2019. Servicios Católicos de Socorro y Caridades Católicas USA de los obispos estadounidenses, así como más de 160 miembros de Caritas en todo el mundo, estarán patrocinando eventos nacionales y locales para que los migrantes y los miembros de comunidades anfitrionas se conozcan y compartan sus historias.

A través de sus palabras y especialmente de sus gestos, el papa Francisco “está invitando a todos en la Tierra a ser acogedores” y a proteger a los migrantes y ayudarles a integrarse a la sociedad de sus nuevos países, dijo Roy. Como una institución central de la iglesia, él añadió, Caritas Internacional promueve lo que el papa Francisco está pidiendo que todos los católicos hagan.

“No todos los católicos están convencidos de que tenemos que acoger a los migrantes”, reconoció el secretario general, “así que creo que tenemos trabajo que hacer dentro de la propia iglesia”.

Pero, él dijo, el papa está pidiendo “que todos den un paso” y Caritas tiene la esperanza de que eso comience con todo católico dispuesto a conocer a un migrante o refugiado.