Obispos ‘no pueden, de buena fe, respaldar’ nueva ley de inmigración

WASHINGTON — Los obispos de Estados Unidos no pueden “de buena fe”, respaldar un proyecto legislativo de inmigración presentado por los líderes republicanos de la cámara de representantes, dijo el obispo Joe S. Vásquez de Austin, Texas, presidente del Comité sobre Migración de los obispos.

Una manifestante protesta en frente del edificio de Aduanas y Protección Fronteriza en Washington el 19 de junio en contra del presidente Trump y su política de inmigración. Los obispos de Estados Unidos dijeron el 19 de junio que no pueden respaldar una nueva propuesta legislativa de inmigración, la cual afectaría negativamente a inmigrantes. (Foto CNS — Kevin Fogarty, Reuters)

El obispo Vásquez dijo que el proyecto legislativo que los republicanos han propuesto traería “grandes cambios estructurales en el sistema de inmigración” que pueden impactar “negativamente a las familias y a los vulnerables”. Él dijo que el nuevo proyecto legislativo, que todavía no tiene título ni número, “tiene varias cláusulas que van en contra nuestra doctrina social católica”.

Él hizo los comentarios en una carta del 18 de junio que fue enviada a todos los miembros de la Cámara. Esta fue publicada el 19 de junio en el sitio web justiceforimmigrants.org, que pertenece a los obispos estadounidenses.

El obispo Vásquez dijo que el proyecto legislativo, que todavía no tiene nombre, disminuiría las protecciones de asilo e incrementaría significativamente la cantidad de obstáculos que los solicitantes enfrentarían. También, aumentaría la detención de niños y familias y eliminaría la protección de menores no acompañados por los cambios propuestos a la ley conocida como la Reautorización para la Protección de Víctimas de Tráfico, la cual incluye parte de la población que es elegible para DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) pero no incluye a la misma población elegible bajo la Ley USA (Uniting and Securing America) y la Ley DREAM (Desarrollo, Ayuda y Educación de Menores Extranjeros). La medida posiblemente también podría reducir inmigración por parte de miembros de familia, entre otros cambios.

El proyecto legislativo tampoco “terminaría con la práctica de separar familias en la frontera entre Estados Unidos y México”, él añadió. “Este proyecto en cambio aumentaría el número de niños y familias detenidos, lo cual no es aceptable”, dijo. El obispo Vásquez le recordó a los miembros de la Cámara que la administración de Trump puede terminar la política de separar a familias sin necesidad de legislación, a discreción propia.

El obispo Vásquez añadió: “Creemos que tal legislación tiene ser bipartidista”, y debe ayudar a formar un camino hacia la ciudadanía para los amparados bajo la ley DREAM, debe apoyar a la familia, proteger a los vulnerables y respetar la dignidad humana en cuanto a la seguridad y la aplicación de la ley en la frontera.

La Ley USA que él mencionó en la carta protegería a los amparados por la ley DREAM y fortalecería la seguridad fronteriza. La Ley DREAM, que también mencionó, ofrecería principalmente un camino hacia la ciudadanía para los que participan en el programa DACA y otros “dreamers”, jóvenes que fueron traídos al país ilegalmente como menores y quienes califican para ciertas protecciones y documentos.

En la carta el obispo Vásquez le recordó a los miembros de la Cámara que la administración de Trump puede terminar a su propia discreción su política de separación familiar sin necesidad de legislación y que una ley de inmigración podría proteger la frontera de Estados Unidos y garantizar un acuerdo humanitario a las familias inmigrantes mediante políticas alternativas.

Como el proyecto legislativo es nuevo “pedimos una consideración oportuna de nuestras preocupaciones”, dijo el obispo Vásquez.