Trump firma orden para detener separación de familias

WASHINGTON — El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva el 20 de junio que suspende la práctica de separar a menores de edad del lado de sus padres, una política de su administración que se ha aplicado a familias que han estado cruzando la frontera entre Estados Unidos y México ilegalmente.

La orden ejecutiva enfrenta un obstáculo por un decreto de consentimiento de 1997 que prohíbe al gobierno federal mantener a los niños en detención dentro de un centro de inmigración más de 20 días, aunque estén con sus padres. La orden ejecutiva ordena al fiscal general que solicite  el permiso de una corte federal para modificar el decreto de consentimiento.

La crisis comenzó cuando el fiscal general de los Estados Unidos Jeff Sessions anunció una política de “tolerancia cero” para los que cruzan la frontera. Según la política, adultos que cruzan la frontera sin documentos se les acusará de un delito grave en lugar de un delito menor. Bajo ley federal, personas acusadas de delitos graves no pueden tener a sus hijos con ellos mientras están detenidos.

El gobierno dijo a principios de junio que 1,995 menores de edad habían sido separados de 1,940 adultos que habían cruzado la frontera entre Estados Unidos y México, aunque algunos menores habían cruzado sin sus padres o parientes adultos.

La política y su resultado provocaron algunas de las reacciones más hostiles de cualquier iniciativa de Trump.

Horas antes de que se firmara la orden ejecutiva, el papa Francisco dijo que estaba de acuerdo con los obispos estadounidenses, quienes habían condenado la política de separación de familias, la cual ha llevado a que niños permanezcan en centros de detención del gobierno mientras que sus padres van a cárceles federales. Los obispos de México también criticaron la política.

Todas las primeras damas vivientes, incluso la primera dama, Melania Trump, una inmigrante de Eslovenia, expresaron su tristeza o una emoción más fuerte al ver imágenes de los niños separados de sus padres.

Trump dijo que su esposa, tal como él, tienen sentimientos “fuertes” al ver las imágenes.

“Creo que cualquiera con corazón lo sentiría con fuerza”, dijo Trump durante la ceremonia en la cual firmó el documento el 20 de junio en la Oficina Oval.

Trump dijo que no le gustaba ver a familias separadas, ni los sentimientos que le provocaba

“Esto resolverá ese problema y al mismo tiempo mantendremos una frontera muy fuerte”, dijo.

Aun así, la orden ejecutiva no es necesariamente un remedio. Le permite al Departamento de Seguridad Nacional detener a las familias juntas “bajo las actuales limitaciones de recursos”. La “política de detención temporal” también solo está vigente “en la medida permitida por la ley y sujeta a la disponibilidad de las asignaciones”.