El significado de la vida es el amor, dice el papa

By Carol Glatz | Catholic News Service | September 17, 2018

CIUDAD DEL VATICANO  — Hoy, más que nunca, el mundo necesita una revolución de ternura, dijo el papa Francisco.

“Lejos de reducirse al sentimentalismo, es el primer paso para superar el replegarse en uno mismo, para salir del egocentrismo que desfigura la libertad humana”, él dijo el 13 de septiembre.

“La ternura de Dios nos lleva a entender que el amor es el significado de la vida”, dijo el papa hablando con personas programadas a participar en la conferencia “La teología de la ternura del papa Francisco” en Asís del 14 al 16 de septiembre.

La fe católica vincula “inextricablemente” la ternura y la teología, que está llamada “a comunicar la concreción de Dios amor”, él dijo.

Una teología de ternura, dijo el papa, expresa “la belleza de sentirnos amados por Dios” y la belleza de sentir que amamos a los demás en nombre de Dios.

“Pase lo que pase, hagamos lo que hagamos, estamos seguros de que Dios está cerca, compasivo, listo para conmoverse por nosotros”, él dijo, porque Dios ama a sus hijos.

“Cuando el hombre se siente verdaderamente amado, se siente inclinado a amar”, él dijo. “Por otro lado, si Dios es ternura infinita también el hombre, creado a su imagen, es capaz de ternura”.

“Nos sentimos llamados a derramar en el mundo el amor recibido del Señor, a declinarlo en la iglesia, en la familia, en la sociedad, a conjugarlo en el servicio y la entrega”, mientras todo es hecho “no por deber, sino por amor”, él dijo.

Es una teología del “camino”, que nos dirige a salir del “cuello de botella” en el que a veces nos ha encerrado y se dirige a Dios tomando a las personas de la mano, dijo el papa. Es una teología que no es “narcisista”, sino encaminada al servicio de la comunidad, una teología “que no se contente con repetir los paradigmas del pasado”, sino que siempre desee ser “la palabra encarnada”.

“Hay tanto trabajo, pues, para la teología y su misión hoy: encarnar la Palabra de Dios para la iglesia y para el hombre del tercer milenio”, dijo el papa Francisco. “Hoy, más que nunca, hace falta una revolución de la ternura. Esto nos salvará”.

Related Posts

Scroll to Top