Obispos católicos y luteranos de Minesota respaldan admisión de refugiados

By Joe Ruff | Catholic News Service | January 9, 2020

MINEÁPOLIS  — Los obispos católicos y luteranos de Minesota, en una carta abierta, pidieron apoyo y oraciones para aquellos que buscan albergue y protección.

La carta abierta se publicó inicialmente el 23 de diciembre en el periódico “Minneapolis Star Tribune” — justo antes del Día de Navidad que era la fecha límite para que los gobiernos estatales y locales le comuniquen a la administración Trump si autorizan el reasentamiento de refugiados en su área — Los obispos recalcaron que todos estamos creados a la imagen y semejanza de Dios e impregnados con una dignidad sagrada que debe ser protegida.

“Es especialmente cierto cuando se trata de los pobres y vulnerables”, escribieron.

“Nos entristece que, cuando los cristianos se preparan para celebrar el nacimiento de Cristo –quien vivió su vida como refugiado cuando su familia huyó a Egipto –, nuestra nación puede estar creando incluso más dificultades para las vulnerables familias refugiadas”, según los obispos.

La orden ejecutiva del presidente Donald Trump, emitida el 26 de septiembre, “parece politizar innecesariamente lo que ha sido un programa humanitario arraigado en la larga historia de nuestra nación de reasentar familias que escapan de peligros que amenazan su vida”, escribieron los obispos. “También estamos preocupados por la decisión de establecer un límite de 18.000 refugiados en 2020, la cifra más baja en 40 años”.

La carta surgió a raíz de las conversaciones en el marco de un retiro anual para obispos católicos y luteranos que se llevó a cabo el 24 de octubre en Collegeville.

El gobernador de Minesota Tim Walz, informó al gobierno federal el 13 de diciembre que el estado continuará participando en los programas de reasentamiento de refugiados.
Walz declaró: “La posada no está llena en Minesota”, lo que fue subrayado por los obispos católicos y luteranos en su carta.

“Pedimos a nuestros alcaldes y funcionarios electos de los condados que también expresen públicamente apoyo al reasentamiento de refugiados”, escribieron los obispos. “La asistencia que ofrecemos será retribuida con los talentos que ellos comparten y su participación económica en la vida de nuestras comunidades”.

Les dijeron a los funcionarios: “En vez de representar una amenaza a nuestros valores o nuestro estilo de vida, la mayoría de los refugiados buscan construir una vida mejor y contribuir a la vitalidad de su nueva tierra. Les pedimos que se conviertan en sus defensores, también”.

En su carta, los obispos les pidieron a aquellos que apoyan el reasentamiento de refugiados que eviten satanizar a quienes se oponen. “Necesitamos construir puentes de diálogo en vez de paredes de reasentamiento”, dijeron.

Los obispos afirmaron que respaldan a sus hermanos y hermanas refugiados, y les pidieron que sean pacientes “con aquellos que consideran su presencia como un reto”.

Y le pidieron a la gente en sus congregaciones y a los ciudadanos de buena voluntad que recen por los refugiados y expresen ante los líderes políticos que les apoyan.

La carta surgió con antelación a la Semana Nacional de Migración del 5 al 11 de enero, que la Iglesia Católica de Estados Unidos conmemora como una oportunidad para reflexionar sobre la crítica situación de los migrantes, refugiados, y víctimas y sobrevivientes de tráfico humano. El tema de la Semana Nacional de Migración 2020 es “promover una iglesia y un mundo para todos”. Los luteranos de Minesota conmemoraron el Domingo de Inmigración de Minesota el pasado 5 de enero.

A continuación, los obispos católicos que firmaron la carta: el arzobispo Bernard A. Hebda, de St. Paul y Mineápolis, los obispos Michael J. Hoeppner de Crookston, Donald J. Kettler de St. Cloud, John M. LeVoir de New Ulm, John M. Quinn de Winona-Rochester y el obispo auxiliar Andrew H. Cozzens de St. Paul y Mineápolis.

Related Posts

Scroll to Top