El cardenal Dolan se reunirá con el presidente cubano y líderes eclesiales durante su visita

By Rhina Guidos | Catholic News Service | February 7, 2020

WASHINGTON — El cardenal Timothy M. Dolan de Nueva York se reunirá con el presidente de la República de Cuba durante un viaje al país isleño del 7 al 12 de febrero, que incluye una visita con el cardenal de La Habana y otros prelados cubanos.

El cardenal Dolan voló a La Habana en la mañana del 7 de febrero con una pequeña delegación del área de Nueva York, y está previsto que celebre Misa en el Santuario de Nuestra Señora de la Caridad de El Cobre, patrona de Cuba, durante la visita.

El cardenal Dolan había conocido al presidente Cubano Mario Díaz-Canel Bermúdez en 2018, el año en que sucedió a Raúl Castro en la presidencia de Cuba. Luego, Díaz-Canel, de 59 años, visitó Nueva York en el otoño y habló ante las Naciones Unidas. Entonces se reunión con el cardenal Dolan en la catedral de San Patricio de Nueva York y entregó un regalo al prelado: una estatua de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre.

Granma, el periódico gubernamental oficial publicado por el Partido Comunista, publicó el 27 de septiembre de 2018 un artículo sobre la reunión, describiendo al cardenal como “carismático” y diciendo que Díaz-Canel enfatizó los lazos de “respeto y comunicación fluida y estable entre la Iglesia católica y el gobierno de Cuba”, durante esa visita.

Aunque Díaz-Canel es el presidente de Cuba, Raúl Castro es el primer secretario del Partido Comunista de Cuba, que es la posición más alta en el estado comunista. Sin embargo, se espera que Díaz-Canel lo suceda en 2021.

Después de la revolución cubana de 1959 dirigida por Fidel, el hermano de Raúl Castro, el gobierno cubano, que se declare oficialmente ateo, confiscó propiedades que habían servido como centros sociales, educativos y comunitarios de la vida católica, y de esto surgió una tensión entre el gobierno y la Iglesia católica que duró décadas. El número de sacerdotes y religiosos católicos que servían en Cuba se limitó mucho y, como el laicado, disminuyó enormemente con los años.

Sin embargo, la Iglesia católica de Cuba contempló un gradual levantamiento de las restricciones gubernamentales después de la visita de san Juan Pablo II en 1998, y la del papa Benedicto XVI en 2012, seguidas de la del papa Francisco en 2015.

Con la ayuda del cardenal Cubano Jaime Ortega de La Habana, que murió en 2019, el Vaticano jugó un gran papel en el acercamiento entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos y los dos países anunciaron el restablecimiento de relaciones a finales de 2014, lo que incluía la reapertura de sus respectivas embajadas en La Habana y Washington. Pero la administración Trump anunció sanciones y limitaciones a algunas de las políticas que se hicieron durante ese tiempo.

La Iglesia católica ha mantenido constantemente que es mejor dialogar con Cuba que aislarla y los esfuerzos –desde el Vaticano y los obispos de Estados Unidos– han enfatizado soluciones diplomáticas.

La visita del cardenal Dolan tiene lugar tres días después de que el presidente Donald Trump reiterase en el discurso sobre el Estados de la Nación que su administración había “revertido las políticas fracasadas de la administración anterior sobre Cuba”.

Related Posts

Scroll to Top