Papa Francisco pide paz en videollamada con patriarca ortodoxo ruso

By Junno Arocho Esteves | Catholic News Service | March 21, 2022

Una mujer empuja un carrito con sus pertenencias el 15 de marzo de 2022, frente a edificios dañados durante ataques de Rusia en la ciudad de Volnovakha, Ucrania, controlada por separatistas. (Foto CNS/Alexander Ermochenko, Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — El papa Francisco y el patriarca ortodoxo ruso Kirill hablaron por videoconferencia sobre la crisis actual en Ucrania y las esperanzas de una solución pacífica, dijo el Vaticano.

En un comunicado emitido el 16 de marzo, el vocero del Vaticano, Matteo Bruni, dijo que la reunión “fue motivada por el deseo de mostrar, como pastores de su pueblo, un camino hacia la paz, para orar por la paz para que haya un alto el fuego”.

Tanto el papa como el patriarca acordaron que “la iglesia no debe usar el lenguaje de la política, sino el lenguaje de Jesús”, dijo Bruni.

“Somos pastores del mismo pueblo santo que cree en Dios, en la Santísima Trinidad, en la santa madre de Dios: por eso debemos unirnos en el esfuerzo de ayudar a la paz, de ayudar a los que sufren, de buscar caminos de paz, para detener los disparos”, dijo el papa, según Bruni.

Hablando sobre la importancia de las negociaciones entre Rusia y Ucrania, el papa le dijo al Patriarca Kirill que pagan la cuenta “es la gente, son los soldados rusos y la gente que es bombardeada y muere”.

Bruni dijo que el papa también le dijo al patriarca ortodoxo ruso que, como pastores, ambos tienen el “deber de permanecer cerca y ayudar a todas las personas que sufren por la guerra”.

“Hubo un tiempo en que hablábamos, incluso en nuestras iglesias, de una guerra santa o de una guerra justa. Hoy no podemos hablar así. Se ha desarrollado la conciencia cristiana de la importancia de la paz”, dijo el papa.

El portavoz del Vaticano dijo que el papa Francisco y el patriarca Kirill coincidieron en que las iglesias católica y ortodoxa están llamadas a “contribuir al fortalecimiento de la paz y la justicia”.

“Las guerras son siempre injustas, porque quien las paga es el pueblo de Dios. Nuestro corazón no puede dejar de llorar ante los niños, las mujeres muertas, todas las víctimas de la guerra. La guerra nunca es el camino. El Espíritu que nos une nos pide como pastores para ayudar a las personas que sufren la guerra”, dijo el papa.

El Patriarcado de Moscú también emitió un comunicado, diciendo que los dos líderes religiosos tuvieron “una discusión detallada de la situación en tierra ucraniana” y que “se prestó especial atención a los aspectos humanitarios de la crisis actual y las acciones de la Iglesia Ortodoxa Rusa y la Iglesia Católica Romana para superar sus consecuencias”.

“Las partes enfatizaron la suma importancia del proceso de negociación en curso, expresando la esperanza de que se pueda lograr una paz justa lo antes posible”, dijo el comunicado.

Desde que comenzó el conflicto a fines de febrero, los líderes de la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Ortodoxa Rusa se encontraron en desacuerdo con respecto al ataque de Rusia a Ucrania.

Aunque expresó su esperanza de una resolución pacífica, el patriarca Kirill, un aliado incondicional del presidente ruso Vladimir Putin, ha apoyado las acciones de Rusia.

En una homilía del 6 de marzo, duplicó su apoyo y dijo que los “graves acontecimientos” en Ucrania estaban relacionados “con el deterioro de la situación política en el Donbás”, la región del este de Ucrania leal a Rusia, y un retroceso necesario contra ideales y valores occidentales, particularmente la homosexualidad.

Su apoyo al ataque a Ucrania ha llevado a varias iglesias ortodoxas rusas a anunciar que no se rezará por el patriarca Kirill durante la celebración de la Divina Liturgia. Además, más de 280 sacerdotes ortodoxos rusos de todo el mundo firmaron una carta abierta condenando el ataque a Ucrania.

Más recientemente, en Amsterdam, una iglesia ortodoxa rusa anunció que se separaría del Patriarcado de Moscú e hizo una solicitud para unirse al Patriarcado Ecuménico de Constantinopla.

Si bien el papa Francisco no ha criticado directamente a Rusia, condenó la guerra, que las autoridades rusas han calificado una “operación militar especial”.

“Ríos de sangre y lágrimas fluyen en Ucrania. No es simplemente una operación militar, sino una guerra que siembra muerte, destrucción y miseria”, dijo el papa durante su discurso del Ángelus el 6 de marzo.

Durante su audiencia general el 16 de marzo, el papa Francisco recitó una oración por la paz en Ucrania que comparó el sufrimiento de Jesús con los que “nacieron bajo las bombas de Kiev”, los que yacían “muertos en los brazos de una madre en Kharkiv” y los “jóvenes de 20 años enviados al frente” de la batalla.

También pidió perdón a Dios por quienes “legitiman la crueldad” a través de la violencia y rezó por el fin de la guerra mediante la intervención divina.

“Oh Señor, ¡pon un freno a la violencia!¡Detennos, Señor!”


Related Posts

Scroll to Top