Presencia de Ucranianos en frontera sur abre debate sobre medida sanitaria

By Rhina Guidos | Catholic News Service | March 16, 2022

Una familia ucraniana espera una visa humanitaria fuera del puerto de entrada de San Ysidro en la frontera entre Estados Unidos y México en Tijuana, México, 11 de marzo de 2022. (Foto CNS/Jorge Duenes, Reuters)

WASHINGTON (CNS) — Una familia ucraniana recibió permiso para entrar a Estados Unidos por un punto de entrada en la frontera con México a pesar de que se le negó entrada en varias ocasiones por miembros de la patrulla fronteriza, diciendo que no les podía dejar para por una medida de salud pública que impide la entrada de inmigrantes.

Varias agencias de noticias dijeron que los agentes inicialmente rechazaron a la mujer ucraniana y sus hijos por una medida de la era del presidente Donald Trump llamada Título 42 que sigue en vigor.

Título 42 es una parte de la ley de salud pública de EE. UU. que funcionarios de la administración Trump implementaron para mantener fuera a los inmigrantes cuando las infecciones de COVID-19 comenzaron a aumentar en los EE. UU. en 2020. Pero los partidarios de los inmigrantes han suplicado repetidamente a la administración de Biden que levante la restricción, sin éxito.

Los funcionarios de la administración de Biden han dicho que buscan orientación en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, ya que es una medida de salud, no una política de inmigración. El 12 de marzo, el CDC dijo que acabaría con la medida para menores no acompañados pero no para adultos.

Cuando se trataba de la familia ucraniana, agentes fronterizos les permitieron entrar después de protestas de políticos.

El presidente Joe Biden dijo a una multitud reunida el 11 de marzo para la Conferencia de Asuntos del Caucus Demócrata de la Cámara: “Vamos a recibir a los refugiados ucranianos con los brazos abiertos si de hecho vienen hasta aquí”.

Pero no entró en detalles sobre cómo se les permitiría entrar o qué significaría eso para otros migrantes en la frontera sur que también quieren que se les permita entrar y no se les permite debido a diferentes restricciones.

Desde que Rusia atacó el 24 de febrero a Ucrania, casi 3 millones han huido de la nación en Europa occidental. Un alto funcionario de las Naciones Unidas la calificó como el éxodo más rápido en Europa desde el fin de la II Guerra Mundial. No hay cifras que muestren cuántos han llegado a la frontera entre Estados Unidos y México después de los ataques.

La mayoría de los ucranianos se han dirigido a países vecinos como Polonia. La familia ucraniana que se le permitió ingresar a los EE. UU., según los informes de noticias, huyó a través de Moldavia, luego Rumania, y luego tomó un vuelo a la Ciudad de México. Después de eso, llegaron por auto hacia la frontera sur de los EE. UU. con la esperanza de ingresar en un punto de entrada cerca de California, donde tienen familia.

La agencia de noticias Reuters informó en febrero que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. comenzó a ver un aumento de ucranianos en la frontera sur con México solicitando asilo a EE. UU. desde octubre de 2021 hasta enero de este año. Durante ese mismo período, rusos también comenzaron a buscar asilo, y ambos grupos dijeron ser afectados por represión política.

Las organizaciones católicas han estado entre los críticos más ardientes del Título 42, que se ha mantenido vigente incluso cuando las tasas de infección por COVID-19 han disminuido drásticamente en gran parte del país. Algunos críticos han dicho que tiene más que ver con el control de la inmigración que con una amenaza para la salud pública.

Network, una red católica de cabildeo por la justicia social, planea una vigilia, para pedir un fin al Título 42 para todos, frente a la oficina de la agencia del CDC en Washington.

Related Posts

Scroll to Top