The Compass: Official Newspaper of the Catholic Diocese of Green Bay
Click for past issues online

March 23, 2001 Issue
Lent

El Hijo Prodigo revela nuestras opciones

Todos nostros nos podemos identificar con los personajes de la parabola, pero nos identificamos con el personaje correcto?


Por: Vicky Gossens

Summoned to Serve

Cuanta veces hemos oido esta lectura poderosa? La hemos escuchado realmente? Muchos de nosotros nos podemos identificar con los personajes de esta historia varias veces a través de nuestras vidas.

Cuando hemos sido el Pródigo, decidiendo abandonar nuestro hogar para experimentar el mundo, creyendo que podiamos soportarlo todo, solo para realizar más tarde que muchas de las decisiones que habiamos tomado no eran lo mejor para nuestro propio interes?

Cuando hemos sido el Padre, amando a una persona tan incondicionalmente que tratamos de acogerlos aún cuando no estamos de acuerdo con lo que deciden? Cuantas veces como padres hemos dicho "Ellos van a tener que aprender a lo duro a través de sus experiencias" Nosotros deseamos poder prevenir que nuestros hijos cometan errores, especialmente los mismos que nosotros hemos cometido. Típicamente nuestros hijos no quieren escuchar nuestro consejo, así pués miramos y oramos cuando cáen ( y esperamos que aprendan) Que gran ejemplo es Diós para nosotros en su papel de padre, amándonos incondicionalmente mientras nosotros aprendemos "a lo duro"

El papel con el que yo creo que nos identificamos más es con el del Hermano quien lucha por el amor de su padre mientras el da la bienvenida al Pródigo. No somos nosotros los que "hemos seguido" las reglas mientras que otros no lo han hecho, y hemos resentido cuando ellos se salen con las suyas?

Muy amenudo nosotros queremos que sean castigados porque queremos vengarnos. Vivimos en una cultura que se enfoca más en el castigo por romper las reglas que en el premiar el comportamiento positívo. Míren solamente a las noticias diárias,

Nos podemos sentir sorprendidos y dolidos acerca de las decisionos que otros toman. Yo veo muy amenudo este conflicto entre el perdón/compasión y el castigo en mi trabajo con el Projecto Rachel, nuestros programa Diocesano para la cura despues de un aborto, también para los que han sido afectados indiréctamente, quienes creen que porque rompieron las "reglas a sabiendas" deben ser castigados y no se merecen ser curados o tener paz.

Muy amenudo perdemos de vista que como humanos, nos enfrentamos a situaciones muy complejas para las que no hay decisiones simples. Todos hacemos decisiones que pueden causar dolor, tristeza, temor, culpa y remordimiento, al mismo tiempo alejamiento en nuestra relación con Diós y con otros. Muchas veces, es más tarde cuando nos hacemos maduros y tenemos mas experiencia de la vida, cuando realizamos que las decisiones que hemos tomado no son las mejores, y tenemos que decidir cuales son las consecuencias de nuestras decisiones. Podemos elegir como hacer frente a las consecuencias. Admitimos nuestros errores y le pedimos perdón a Diós a nosotros mismos y a otros?

O pretendemos que nunca tuvo lugar? Las dos cosas son dificiles de hacer.

Tal y como el amante Padre de la parábola, Dios y la Iglesia nos dan reglas para vivir. Estas reglas no son para restringir u oprimir, sino para promover la vida y el amor. El Nuevo Testamento nos promete que si rompemos las reglas ( y todos lo hacemos), podemos venir a Dios y si le pedimos sincero perdón, El nos dara la bienvenida con su amor incondicional, Jesús nunca habló del castigo. El defendió a la adúltera contra los que querian apedrearla y le dijo "Vete y no peques más". El se dirigía a la gente a su mismo nivel espiritual y emocional y les animaba a que aprendieran a través de sus pasados comportamientos. Una y otra vez vemos como la compasión y el perdón de Jesús transformaban a los que habian "roto las reglas"

La compasión y la abilidad de perdonar eran las cualidades mas extraordinarias de Jesús, sinembargo son las más difíciles de demostrar hacia nosotros mismos y hacia otros. Vamos a seguir el ejemplo de Jesús de usar el amor incondicional y la compasión como medios de transformación personal y social para promover la vida y el amor, o vamos a usar el castigo que nos oprime y limita y nos evita vivir plenamente como Diós quiere que vivamos?



This issue's contents | Most recent issue's contents | Past issues index


Top of Page | More Menu Items | Home

© Catholic Diocese of Green Bay
1825 Riverside Drive | P.O. Box 23825 | Green Bay, WI 54305-3825
Phone: 920-437-7531 | Fax: 920-437-0694 | E-Mail: [email protected]